LA ZONA MIXTA

Ahora las prisas

13 comentarios

El jueves llegó la primavera el verano a Madrid, con bastante retraso, y ahora toca correr para hacer todas esas cosas que vas haciendo poco a poco durante la primavera. A mi me gusta la primavera, me gusta que los días se vayan haciendo cada día más largos y que las mañanas amanezcan con un cielo azulísimo y un sol radiante y que empieces a recuperar las ganas por las cosas, por la calle y la luz del día. Pero este año todo este larguísimo tiempo desde la semana santa (alguien se acuerda cuándo fue eso?) hasta ahora ha sido gris, esos amaneceres han sido grises, pasados por agua, con temperaturas volubles y extremas que nos han hecho caer malos a todos… me cabrea este retraso.

En dos semanas podré comer a diario en casa y en mi patio, siempre y cuando deje de llover y yo haga los deberes, así que ayer sábado terminé el holocausto e hice las tareas que una tercera habitación descubierta de la casa requieren.

Había por donde elegir para empezar, así que elegí barrer. Hojas, pelusas de polen, tierra, bichos, los juguetes del vecino (“gracias, es que el niño lo tira todo”). En montoncitos. El calor empezaba a apretar y al sol más así que me puse unos pantalones cortos. No daba crédito. En esas recordé que quería trasplantar una cosa que ha salido en un macetero y que mi padre dice que es una morera (?¿). Lo trasplanté con una cuchara de cocina y sin haberlo hecho antes, pero ver series de médicos posibilita estas proezas. Y entonces llegó el momento de comprobar si mi plan de exterminio de la colonia de hormigas había tenido éxito o no, a pesar de las lluvias. Levantamos los maceteros donde coloqué las trampas y…

Afirmativo. Las macetas pequeñas están libres de ellas, las grandes, menos una, también. Hoy es el día. Antes de terminar de barrer todo esto veo a una hormiga andando ajena a todo. Y la atraigo hacia el montón con la escoba para que vea los cadáveres, que sepa que aquí no se admiten personajes con más de dos patas, que esto no es Bichos. Una vez visto, la dejo ir para que se lo cuente a las demás y decidan huir antes de que sea demasiado tarde.

Después de esto y ya en chanclas, lo más de lo más, manguera en mano, doy una pasadita y limpio los sumideros que funcionar funcionan (a la vista está) pero nunca está de más tenerlos limpios. [Recordad amigos, que la red de saneamiento de un edificio es una de las partes más importantes del mismo y que hay que mantenerla bien porque es la más inaccesible y por tanto difícil de arreglar.]

Quien diga que los muebles baratos son malos no está en lo cierto. Mi conjunto de cuatro sillas y mesa octogonal de 99 euros de Verdecora ha estado expuesto a la intemperie durante un año completo, al calor, al frío (sic), a la lluvia, sobre todo a la lluvia, y ahí está, perfecto. Sin aplicarle aceites ni movidas para maderas tropicales de nombres impronunciables que se estudian en Materiales 2. Perfecta. Le pasas un pañito húmedo y coge un tono como de madera buena incluso.

Lo que pasó desde aquí hasta la última foto fue dejar que todo secara, comer mientras, quedarme frito y frío en el sofá, recoger la cocina y ver ganar a la roja. (Amigos lectores furboleros: cuando ponen el cartelito Distancia y al lado del nombre de los jugadores una cifra en kilómetros, no me diréis que alguien se dedica a tomar esas medidas? En ese caso querría ver los que menos corren.)

Para rematar el sábado y esta entrada rara, coloqué en un macetero un molinillo que me dio mi madre que a su vez se había encontrado un día en la ventana de casa. La parte grande gira en un sentido y la pequeña en otro. Mola o no?

13 pensamientos en “Ahora las prisas

  1. Mola :-)

    A mí tb me encanta la llegada de la primavera. Esos días luminosos después de tantos días de oscuridad. Esa energía solar que nos empieza a recargar las pilas. Aunque lo cierto es que a mí la primavera me afecta “malamente”, que lo de la astenia no es una leyenda urbana (y gracias a dios que no sufro asma ni nada parecido!)
    Ah, que qué gusto poder dedicarse un domingo a esas cosas caseras, a perrear y demás … qué envidia.
    Besicos!

  2. No me gusta la primavera, no me gusta el verano… hace calor, se suda, la gente huele fatal porque no se lava y los aires acondicionados me dejan la espalda como un ocho.

    Quitando mi quejas, he de decir que me encantan los trabajos que haces en tu patio, lo de llevar la hormiga para que vea a sus compañeras caidas en combate me ha hecho reir bastante y bueno, lo de el molinillo es la caña jajaja.
    Ya me gustaría tener ese patio que tienes tú, vaya envidia que me das.
    Ale, sigue plantando!

  3. Y la familia Nabucodonosor en qué maceta vive?

    Uyy que casualidad que a tu madre le apareciera enel balcón esa mariconadita de molinillo no?

  4. Me gusta el verano, la primavera, el otoño y el invierno… Donde vivo, generalmente sólo se dan las de en medio… Pero de vez en cuando hace un calor bochornoso que… Oye, que trampas pusiste para las hormigas? Dimelo, porque mi invasión ha llegado hasta mi bolso… y mi bolso es sagrado!!!! Horrible…
    Pero ey, menudo sábado que pasaste! Yo también quiero… Lo único que hice yo “interesante” fue ver como “coco”, una oruga que me encontré en una escarola y que he alimentado y cuidado con esmero, se metía en un poquito de tierra que le puse, renaciendo, porque el viernes por la noche pensaba que estaba muerto… Ahora espero a ver si se convierte en hermosa mariposa :D A parte, mi finde ha sido sentirme mala persona, en general xD

  5. Tu molinillo es un poco homosexual… por lo demás, me encanta cómo has dejado nuestra terraza… qué ganas de que llegue el día de nuestro enlace :D

  6. Por cierto… ¿Cuánto sin nadar? ¿Eh? ¿EH? ;)

  7. Yo estoy con Otto, el molinillo es como para ponérselo de peineta dentro de 3 semanas.., xD

  8. Hombre, como peineta… no se yo… pero en plan tocado… ;)

  9. Como sabía que aunque me hubiera encontrado una tarántula entre las plantas el molinillo eclipsaría todo. En realidad era para el ático de mi hermana pero en lo que se va y no se va me lo he agenciado yo.

    Kiram, el veneno es el Cucal de toda la vida en polvitos. Lo espolvoreas por donde estén las hormigas y zas!

    Don Otto, los reproches en privado que va a parecer esto Escenas de Matrimonio y aún no he visto el peluco…

    Yo de peineta no puedo usarla porque no tengo pelo pero si alguien la quiere, la presto alquilo.

  10. Que bonitas tienes las flores, yo espero que ahora que ha vuelto el frio a Suiza tener una segunda floración.

  11. Otro día te pongo afotos del jazmín, que ya está abriendo (por fin).

  12. Cucal? que es eso?se puede poner en las paredes? :S Jo, yo quiero una terracita como la tuya, yo tengo un patio con una planta que aquí llaman “mala madre”, tóomalo y me lo regaló la mía, una buganvilla medio muerta, y un cactus gordito y adorable.. bueno, y a “coco” :)

  13. Qué terraza más chula, nene!
    El molinillo me lo pido para llevarlo en el Orgullo!!!