LA ZONA MIXTA

Jubilado

18 comentarios

Idealicé, durante el trayecto en metro, la situación perfecta: una piscina olímpica, con sus ocho calles y sus siete corcheras, toda vacía para mí. Sabía que no se cumpliría porque al menos estarían los socorristas y algún jubilado. Y así fue.

Fue mejor, porque estaba lleno de jubilados; no es que abarrotaran la piscina, sino que la poca gente que había rebasaba los 50 y los 60 años con creces. De largo. Yo aparecí allí con mi bañador y su cuerno en el culo, me puse mi gorro y me lancé al agua. En mi calle había tres, y decir que nadaban es insultar a Michael Phelps: se deslizaban por el agua, mezaclando estilos, a una velocidad que para nada correspondía al nivel medio que indica el cartel de la calle. Al principio, cuando arranqué, pensé que la sesión sería un rollo porque me pasaría adelantándoles toda la mañana, pero después, metido en jarana, aquello se convirtió en un entretenimiento divertido: a su lado yo era como un largo y estilizado pez que giraba a izquierda y a la derecha para esquivarles (porque eso de ir por la derecha, ellos, para nada!). Después, en un claro de la mañana, el sol apareció por la cristalera y llenó el fondo del vaso de la piscina proporcionando una imagen que no acostumbo a ver y que me hizo pensar por un momento que debo buscarme un curro de tarde para poder sentir eso todos los días. Cuando quise darme cuenta me había pasado del kilómetro inicialmente previsto. Podría haberme hecho otro más, porque me sentía como si acabara de empezar, pero opté por dosificar y subirme al gimnasio.

La sala de musculación que yo conocía por la tarde era una sala creada por tabiques móviles y cortinas separadoras, de esas de las que tanto he aprendido estudiando polideportivos y piscinas, pero hoy estaban todos alzados y la superficie que debajo ocupa la piscina olímpica, siempre compartimentada, lucía diáfana sus tatamis y sus redes de bádminton. Al fondo, la sala de musuculación, en donde había idealizado también pasar un rato aburrido entre gente con brazos descomunales, pero en lugar de eso me encontré varios chavales mas parecidos a mi, con brazos normales y al fondo un corrillo, un nuevo corrillo, de jubilados haciendo gimnasia. De jubiladas, porque aquí las mujeres eran mayoría,  con sus collares, sus pulseras y sus pelos cardados, y sus chándales rosas y sus mallas. Corriendo, botando pelotas… todo un espectáculo.

Mientras me duchaba pensé en qué voy a hacer cuando me jubile, si seguiré nadando o si permitiré que un jovenzuelo me adelante y me use de boya móvil para motivarse en su entrenamiento.

18 pensamientos en “Jubilado

  1. cuando no tenía la suerte de poder salir a media mañana a desayunar, me parecía un gran placer salir a la calle por la mañana en un día laborable (para ir al médico o a alguna gestión, por ejemplo)…

    ah, y cuando me jubile quiero empezar a nadar.

  2. yo ya estoy en este supusto tuyo y por nada del mundo volveria atras y tragarme las nueve horas diarias de multinacional y la feria de las vanidades que se convirtió el mundo gay a partir de los 90, en mi piscina siempre hay estupendos ejemplares del equipo de waterpolo que tambien los encuentro en la sauna o el vapor, despues una paja rapida en la ducha y a casa tan contento, ser jubilado con 66 años y estar en buena forma fisica es lo unico que pido a la vida, ya ves

  3. peor es lo mío que me adelanta un jubilado a una hostia que no vuelva…

  4. Ya ves, aprovechándote de los pobres jubilis, ya te vale, jajajajajaja.
    Aprovecha que en breve te sale curro fijo.
    Suerte.

  5. Menosprecias a los jubilados, lo que tú crees que es una boya, un pobre anciano mermado, es un ser totalmente diferente. Están ahí, entrnándose poquito a poco para luego poder resistir como espartanos todo tipo de colas y presentarse ocho horas antes a cualquier evento gratuito, ya sea con 10 bajo cero o 40 sobre cero, sin que aparentemente les afecte.

    ¿Nunca te has fijado en el metro o el autobús que alguna jubilada con aspecto delicado, trémula, sube al bus y en el momento en el que su vista de halcón ve un sitio libre, corre como las liebres para sentarse? eso son los jubilados, jamás te fíes de ellos, son diferentes.

  6. Hay dos cosas que no entiendo (para no perder la costumbre):
    – un cuerno en el culo???
    – qué imagen es la que te descubrió el sol de la mañana?

    Besicos! :-)

  7. Si no fuera por la pasta, estar sin currar es lo mejor!
    Explica lo del cuerno en el culo si no quieres que una imagen depravada tuya siga rondando por nuestras enfermas cabezas.
    :-P

  8. Y en la ducha, no nos cuentas qué te encontraste en la ducha?

  9. “brazos normales”… Jisjisjis… Me ha encantado :-) yo me despierto a las 7 todos los días por ir al gym… Por la tarde no mola nada. Hazte freelance de algo :-)

  10. Hace algún tiempo yo también solía ir a nadar por las mañanas y también me encontraba rodeado de jubilados de los quie después podías encontrarte controlándote el progreso de las obras. Por aquella época solía pensar que no era mal plan para la jubilación y que algún día sería así… Hoy en día y con el ritmo de vida actual, ya ni piscina matutina, tengo mis serias dudas de llegar a la jubilación, exagero claro, lo que es seguro que no tendré ánimos de hacer deporte como pensaba, Chapeau por ellos.

  11. Pues cuando te jubiles… ¡Estarás en buena forma y seguirás nadando igual! Ten en cuenta que ahora, todos se estan convirtiendo en pokeros y de tanto fumar, beber y meterse, no podrán ni dar dos brazadas.
    Jo macho, como te cuidas…. da gusto leerte.

  12. Pues mira, a lo tonto has batido tu propia marca con la ayuda de los jubilados. En un mes estarás en mejor forma que nunca!

  13. Pá cuando te jubiles a saber, que aún te quedan muchos metros para nadar, literal y metafóricamente…
    Así leyéndote parecía que te habías cambiado de gimnasio, descubriendo los nuevos lugares y espacios ocultos… lo que hace ir a diferente hora, eh?

  14. lo del cuerno puede ser una metáfora del simbolo de nike o speedo?

  15. Efectivamente, por el “cuerno en el culo” me refería a esto.

    Nadar en enero cuando fuera hay 1º en una piscina con el fondo iluminado por el sol es una experiencia realmente maravillosa; eso fue lo que me descubrió el sol.

    En la ducha había más jubilados: a su lado yo era mister España XDD

  16. Yo quiero ser una jubilada tocapelotas, es mi sueño, y si para eso tengo que nadar en el carril rápido de la piscina, lo haré sin ningún trauma

  17. Cuando seas jubilado estarás aburrido de nadar y mirar obras porque lo has hecho durante toda tu vida, que harás?? dar paseos por el parque? no te veo, tu seguirás con el cuerno puesto toda la vida.
    comemos mañ no???

  18. pero que malo que eres, encima que ellos han sido nuestros cuidadores, referentes y los rebasas sin más…. de verdad, y quien cuida a quién el abuelo al nieto o el nieto al abuelo?