LA ZONA MIXTA

Caja vacía

11 comentarios

Siempre ha estado ahí, al menos en los últimos dos años la recuerdo ahí, y llevo tres aquí, así que casi toda la vida ha estado ahí. Tengo el vago recuerdo de que algún día la dejé ahí conscientemente para algo, no muy lejano en el tiempo, y ganado el sitio, ahí lleva desde, ya digo, siempre.

Es más, cuando paso la aspiradora respeto su espacio y no la muevo de un lado para otro como hago con algún par de zapatillas perdido o con la papelera. Pero hoy, por motivos de caza mayor insectil indoor, algo nuevo y desconcertante de lo que quizás hable otro día (por no hacerlo ahora al tun tun), he retirado de su sitio las mesillas y la cama y la caja que existía debajo de ella se ha visto inmersa en el movimiento general. Tenía pelusas en todas las aristas (gastaba las mismas que el cubo de navidad) así que le he pasado el tubo de la aspiradora antes de proceder a abrirla.

Abrir cajas que llevan tiempo sin moverse, apiladas, escondidas o simplemente ahí, a la vista o no, es algo que me causa impresión siempre. Tal vez por no encontrar en ellas lo que se espera o, en el peor de lo casos, como hoy, encontrarla vacía. El resto de la tarde de caza y limpieza lo he pasado pensando en qué hacía una caja vacía debajo de la cama, para qué la guardé. La caja, todo hay que decirlo, es impresionante por lo buena que resulta para determinados menesteres, así que me resisto a tirarla y la bajaré al trastero. De momento la he dejado al lado de la puerta, pero por fuera. Espero que ningún vecino espabilao me la baile.

11 pensamientos en “Caja vacía

  1. Vamos, es que si un espabilao te la manga espero que se gane una buena “maldición de la caja vacía” o algo así en plan tumba de Tutankhamon… jajaja.
    Siempre me pregunto porqué guardamos cosas con una idea determinada pero luego la que no se guarda es la idea… y ahí se quedan.
    Un abrazo!

  2. Pues seguramente te pareció tan buena entonces como te lo parece hoy y por eso la guardaste. Como bien dice Tracy Lord, lo que no guardamos son las ideas de por qué guardamos esas cosas.

  3. Y también has cambiado la cabecera… Juas! Yo al principio pensaba que por caja te referías a la cabecera xD
    Y ves? Ves como no tienes palabra? Juas! ;)

  4. Muy chula la cabecera. A ver si hay suerte esta vez, que seguro que sí.
    Yo guardo muchas cosas pensando que debo guardarlas, pero cuando, años más tarde, por la razón que sea las redescubro, me pasa como a tí, me pregunto “para qué coño habré guardado esto?”. Aunque en tu caso, lo de la caja está claro, que yo también opino como rickissimus.
    Besicos!

  5. Ya verás como te la “levantan” en un pliki, metelaaaaaaaaaaaaaa.
    Ya tiene que ser buena esa caja… ya ves…

  6. Vete tú a saber si no la llenaste de cosas intangibles, en plan “caja de pandora”, pero en “caja de RMN” o si, simplemente, pensabas guardar allí ropa de invierno :S
    Con mi experiencia vecinal, deberías dejarla a tu lado de la puerta, que a mí me han llegado a birlar (y somos seis en todo el edificio) un rollo de servilletas del mercadona.

  7. A mí me ha pasado estos días de reforma que he encontrado cajos cuyo contenido había olvidado por completo. Afortunadamente ninguna estaba vacía, así que no me he tenido que enfrentar al enigma… :-D

  8. Casi 24 horas después la caja sigue ahí… Voy a bajarla al trastero en un rato porsi.

    La manita es temporal.

  9. Eso es que no la han visto, date prisa que vuela.

  10. o puedes dejar la caja ahí fuera y acoplar una webcam a la mirilla, así podremos ver en vivo cuánto tardan en mangártela y quién es el vecino chorizo. Hasta podríamos hacer apuestas!!

  11. A ver si van a llamar a la poli los vecinos por tratarse de un paquete sospechoso!! eso de ir dejando cajas por ahí es muy de terrorista :P

    Abrazotes