LA ZONA MIXTA

Seis

4 comentarios

Era el último domingo del año, un día 26 de diciembre, como hoy. Ya había hecho varias pruebas con plantillas pero antes de dar el paso quería averiguar para qué me iba a servir, qué me podría aportar. Finalmente, sin saber muy bien la respuesta para esta última pregunta me animé y le dí al botón publicar. Así apareció, en otra ubicación y con otro aspecto, la primera entrada de este blog, El piloto. Por entonces yo era un joven soltero que vivía en casa de sus padres, al que ya le picaba el gusanillo de la independencia, y que trabajaba en la primera constructora del país. Por delante me esperaba un año nuevo, 2005, lleno de retos profesionales y personales. Necesitaba algo nuevo, algo secreto y, de alguna forma, privado, donde desahogarme, expresarme, compartir o simplemente escribir. Ahora creo que la mayor parte de aquellas entradas fueron bastante tontas, insulsas y sin gran sentido, pero me amparaba en un cierto anonimato y en el convencimiento de que no me leía ni Perry.

Seis años después, otro domingo 26 de diciembre, hoy, La Zona Mixta cumple seis años. En este período de tiempo no he sido capaz de dar sentido a aquella pregunta que me agobiaba por estar sin resolver; aún sigue sin estar resuelta, pero el tiempo me ha demostrado que signifique lo que signifique, este blog ya está unido a mí, de forma que existe si yo existo y es activo si yo lo soy. En los últimos dos años las entradas han sido más bien escasas, incluso con meses en blanco, algo que no había ocurrido nunca. Si mi vida no es mi vida, poco o nada de ella pueden aparecer aquí. Ya no tiene sentido seguir con él puesto que la vida real a la que estaba vinculado ya no existe como tal, ni como era entonces ni como esperaba que fuera ahora.

Quizá el error ha sido aferrarme a algo que ya no existe; aunque aún no es tarde. Por delante viene otro año, 2011, que vuelve a estar lleno de retos personales y profesionales, todos distintos e insospechados hace seis años. Quizá no tiene sentido seguir pensando en este blog como lo que era o lo que fue, porque ya nada parece que vaya a volver a ser como antes. Quizá haya que redefinir todos los conceptos para que todo pueda ser útil. Me queda esa esperanza, ser capaz de integrarlo de nuevo en mi vida actual, o en mi nueva vida, la que venga, sea como sea. Nunca quise utilizar esto para contar penas, sino para que fuera mi mejor cara. Si no soy capaz de conseguirlo en el próximo año, este puede que sea nuestro último aniversario.

4 pensamientos en “Seis

  1. Pues claro que lo vas a integrar! Y lo que nos vamos a reír xD

  2. Yo creo que si que lo vas a conseguir; estos dos últimos años han sido un bache de esos que tenemos todos pero queremos seguir viendo tus plantas, leyendo tus relatos o simplemente disfrutar de tus anécdotas. Que tengas un feliz 2011 y que nosotros lo veamos.

  3. Te entiendo. Yo me he pasado casi medio año sin escribir y con el blog cerrado a cal y canto.

    Nunca me planteé para qué lo empecé, pero me gustó y además lo considero una experiencia positiva. He querido tirar la toalla en muchas ocasiones, a veces porque me siento banal, estúpido, insulso y mal comunicador al compararme con vosotros, otras porque en determinados momentos me daba pena e incluso asco de mi mismo al leerme, pero es cierto que es una especie de espejo en el que podemos mirarnos, y siempre está bien tener otros puntos de vista de nuestra existencia, chico.

    Espero que consigas “volver a vivir tu vida” y que el blog forme parte de ella … porque yo no sé si lo sabes, pero forma parte de la nuestra.

    Besicos y mucho ánimo para el año que empieza y los retos que vienen!!!
    (por cierto cuando nos vas a contar algo, capullo, que a mí por lo menos me tienes en ascuas, ¡¡¡que no sé nada de tí!!!)
    ;-)

  4. que yo estoy como luxaurunque… con una intriga que pa que….